4 TIPS PARA SER MÁS QUE UN
JEFE “UN BUEN LÍDER”

Una de las mayores ilusiones de muchos profesionales y emprendedores de hoy es llegar a ser jefe y gerente de su propia empresa; aspiran a no tener quien los mande; no rendirle cuenta de su trabajo a ninguna persona y desean ser ellos los protagonistas de ese liderazgo que muchos admiran por su condición de ser el Jefe. Pues bien, ser Jefe o Gerente no es sinónimo de Liderazgo; o tener más de 5 o 10 años de experiencia no te hace por derecha ser un buen líder; hay que tener experticia y por ende un conjunto de habilidades personales para lograr ser aquella persona que deja huella positiva en la vida de sus empresas y en las de su entorno.


"Si tus acciones inspiran a otros a soñar más, aprender más, hacer más y convertirse en algo más; entonces eres un líder."
J. Quincy Adams

¡NUNCA LA OLVIDES! principalmente por qué; para convertirte en un buen líder no necesariamente necesitas ser jefe u ocupar un cargo de alta jerarquía organizacional; los años de experiencia no son garantía de liderazgo; líder es aquella persona que logra combinar la experticia, la experiencia y su inteligencia emocional para lograr grandes cosas en su vida personal y profesional; es aquel que con su espontaneidad, dinamismo, entusiasmo, motivación, empoderamiento y gestión, logra resultados importantes.

Un Líder es un ser inspirador que dirige y deja ser, una guía de apoyo para quienes lo rodean y un ser que, sin duda no pasa desapercibido. Si diriges una compañía, eres líder de un equipo o estás a punto de comenzar tu propio proyecto emprendedor, este artículo es para ti, porque te explicamos las mejores prácticas de liderazgo de un buen jefe.

 

¿ESTÁS LISTO PARA DEJAR UNA GRAN HUELLA COMO LÍDER DESDE ESE CARGO QUE OCUPAS HOY?

 

4 TIPS QUE UN BUEN JEFE NO DEBE OLVIDAR PARA SER UN BUEN LÍDER.

1. INTERACTÚA CON LOS DEMÁS DE FORMA ESPONTÁNEA Y CARISMÁTICA.


Un líder es carismático y se comunica espontáneamente con todos los que le rodean; independientemente del nivel jerárquico de quienes le rodean; no pone barreras en su comunicación con ninguna persona. Muchos jefes cometen el grave error de mantener ciertas distancias con su equipo y con el resto de los miembros de la empresa, hasta el punto de ignorarlos o comunicarse con ellos por cosas puntuales; ¡No lo hagas! Nada peor que lidiar con un jefe que no saluda; que muestra su lado amable, humano, social; hay jefes a los que muchos prefieren no hablar y solo dirigirse a ellos cuando verdaderamente toca. ¿No te ha pasado?.

Steven Stowell dijo una vez "Los grandes líderes encuentran formas de conectarse con su gente y ayudarla a alcanzar todo su potencial."

Comunícate y conversa con tu equipo naturalmente para crear un ambiente mucho más armonioso y empático en el cual, todos puedan formar un equipo sólido, comprometido y dirigido a una misma dirección. Saluda cuando llegues; comparte en otros escenarios; se alegre, humano; pregunta por su familia; realiza actividades de integración con tu equipo de vez en cuando; conoce su realidad más allá de la oficina; identifica en ellos otros talentos; da consejos de vida; verás cómo logras el compromiso de ellos en momentos de alta complejidad empresarial.

2. ES ASERTIVO AL COMUNICARSE; UTILIZA PALABRAS PODEROSAS EN SU LENGUAJE Y LA EMPATÍA EN SUS INTERACCIONES PERSONALES.


Ante los problemas, muchos jefes actúan por impulsividad; y es entendible porque la sobrecarga y responsabilidad es tan grande que genera altos niveles de estrés en los demás; sin embargo esta impulsividad es la que un buen líder logra canalizar a través de la Asertividad; se trata de saber decir las cosas; de decir no cuando toca hacerlo; de saber retroalimentar a los demás; de utilizar palabras poderosas que logran en el otro reflexión y cambio en su actuación; un líder asertivo utiliza la inteligencia emocional y la comunicación para resaltar, corregir, re-direccionar, solucionar, resolver e inclusive para cambiar de fondo muchas cosas que no le parecen o funcionan en su realidad y que otros no logran dimensionar u aceptar. Saber decir las cosas, elegir el momento adecuado para decirlo; utilizar palabras poderosas al hacerlo y combinar todo ello con la espontaneidad y carisma personal que tiene un líder; permitirán que toda situación problema u error logre ser manejado de forma solucionable, empoderada y retadora desde la mirada del otro.

"No hay situación problema, que una palabra poderosa y una frase asertiva con empatía no logre solucionar."
Mariela Díaz.

3. CONSTRUYE SU PROPIO PLAN ESTRATÉGICO U OPERATIVO Y HACE SEGUIMIENTO FORMAL SOBRE ELLO; NO ESPERA QUE LE LLEGUEN O LO HAGAN LOS DEMÁS.


Una de las mejores y más importantes prácticas de un buen jefe, es su capacidad para organizar y planear su trabajo. Un buen líder no improvisa, todo lo contrario, cuenta con un plan estratégico para todas las actividades que realiza, incluso para aquellas más básicas y operativas. No espera que deleguen un plan estratégico u operativo; no se escuda en que la organización no cuenta con una filosofía o esquema de planeación; se enfoca en sus procesos, identifica sus clientes y plantea para sí mismo todo un esquema propio sobre el cual proyecta sus procesos a cargo; define su propia filosofía de servicio, se plantea objetivos, metas, indicadores; delega y empodera a sus colaboradores y hace seguimiento formal y organizado de todo aquello que ha delegado. El Líder no espera a que la gerencia general le diga cómo hacerlo; muchos reciben parámetros, lo que es fantástico; pero los que no, actúan; son quienes llevan a la gerencia general o a sus superiores la proyección de sus procesos a cargo; son quienes se ganan la confianza y la credibilidad a través de su empoderamiento y gestión. Tengas o no tengas un directriz clara en términos de planeación, tú tienes el poder para proyectar tus procesos internos, planearlos, medirlos, proyectarlos; tú sabes quienes son tus clientes; sabes con que cuentas; sabes lo que te está pidiendo el mercado; entonces, porque no innovar, proyectar, planear; el líder planea y logra que las cosas pasen.

4. LIDERA DESDE LA GERENCIA DE SÍ MISMO Y DEL PROCESO, MÁS NO DEL STATUS.


Un líder puede o no ser un jefe en términos de cargo o jerarquía empresarial; líder es aquel que tiene bajo su responsabilidad la dirección, o representación de un proceso, subproceso, proyecto o labor y puede hacerlo sólo o a través de equipo de trabajo o de sus colaboradores a cargo, ahora bien el líder gerencia desde su propio empoderamiento; es aquel que tiene el poder y la facultad personal para sentirse gerente y jefe de su propio proyecto, proceso o responsabilidad asignada, no necesita de contrato de trabajo para sentirse así requiere tan sólo de sí mismo, de su propio nombramiento como tal y de una coherencia entre su autonombramiento con sus acciones personales y profesionales. El líder se siente seguro de lo que hace; gerencia desde lo operativo hasta lo estratégico; logra que los demás le crean y trabajen conforme a las normas o parámetros de su proceso; habla con alegría, empoderamiento y dominio sobre el tema que le ha sido delegado; la defiende, la planea, la proyecta, se siente experto en ella y todo eso se nota en su hablar, en su gestión, en la forma como los demás le cumplen las normas que traza desde su labor en la confianza que recibe de sus colaboradores y superiores en la calidad del trabajo que proyecta, en la credibilidad que el entorno le tiene a su tarea o proceso y el reconocimiento cualitativo que logra de los demás.

 

Recuerda que el liderazgo primero se siente en las venas, es una actitud de vida que se ve reflejado en todo lo que haces, que deja huella en los procesos que manejas, si por contrato laboral aún no has sido nombrado Jefe o estás ocupando un cargo operativo, recuerda que el único gerente de ese cargo eres tú, eres quien tiene el poder para liderarlo, para sentirlo propio y para proyectarlo a través de tu actitud, empoderamiento y gestión; si tú no lo gerencias, no lo posicionas, nadie más lo hará.

 

Tú tienes el poder de sentirte Líder, Tan sólo créelo, proyéctalo, actúa como tal y verás los resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Llamanos